Contactar por Whatsapp

Carga Refrigerada, ¿Cómo se traslada?

empresas de logistica
 Buscar Empresas

Buscar por Categorías:



Se entiende por carga refrigerada todos aquellos productos y mercancías orgánicas, ya sean vegetales, animales, químicos o médicos, que requieran ser trasportados cumpliendo estrictos estándares de temperatura; es decir, respetando una cadena de frio desde el lugar de origen hasta el lugar de destino.

No obstante, para realizar este tipo de traslados de manera efectiva, la carga refrigerada tendrá que cumplir una serie de requisitos técnicos y sanitarios internacionales. Por tanto, el manejo de este tipo de cargamento tiene que ser realizado por un equipo de profesionales altamente capacitados que cuenten con una logística especial para este tipo de productos.

¿Cómo se traslada la carga refrigerada?

La carga refrigerada se puede trasladar en distintos tipos de unidades de transporte, sin embargo, sin importar el modelo de la unidad, todos estos compartimientos tienen que contar con una caja isotérmica, un condensador, un vaporizador, diversos tubos refrigerantes, un sistema eléctrico independiente y un sistema de mando que permita controlar en tiempo real y de manera inmediata la temperatura del compartimiento.

Dentro de las distintas unidades de transporte que cuentan con este sistema las más comunes son los contenedores refrigerados y las unidades refrigeradas de transporte terrestre. Veamos con más detenimiento:

Contenedores refrigerados: elección ideal para la carga refrigerada internacional

Los contenedores refrigerados son ideales para trasladar mercancías perecederas que necesiten cumplir con una estricta cadena de frio. Se trata de un método muy versátil que permite la utilización de transporte multimodal ya que el mismo contenedor puede ser movilizado tanto en buques, trenes o como carga en unidades de transporte terrestre, sin necesidad de retirar la mercancía de su interior hasta llegar al consumidor final.

Quizás por esta misma versatilidad y facilidad del traslado, es el método de transporte preferido de todas las empresas que necesitan trasladar algún tipo de carga refrigerada de un país a otro o para cubrir largas distancias dentro de un mismo territorio.

Unidades refrigeradas de transporte terrestre: lo mejor para distancias reducidas

Sí la carga refrigerada va a ser movilizada dentro de un mismo territorio o una misma comunidad la mejor alternativa es utilizar unidades refrigeradas de transporte terrestre. En este caso se trata de camiones de distintos tamaños que cuentan con cajas isotérmicas con todos los requisitos técnicos para garantizar la cadena de frio de los distintos productos y mercancías.

Generalmente, este es el modelo de transporte de carga refrigerada más utilizado para llevar productos y mercancías desde los productores hasta el consumidor final cuando ambos se encuentran en una misma localidad.

¿Qué temperatura requiere una carga refrigerada?

No toda la carga refrigerada requiere la misma temperatura para cumplir con la cadena de frio que garantiza la calidad del producto. De esta forma, las unidades de transporte refrigerados pueden tener distintas capacidades de conservación térmica dependiendo de las necesidades y requerimientos de cada producto.

A grandes rasgos podemos decir que existen tres tipos de carga refrigerada: la carga fresca, la carga congelada y la carga sobrecongelada. Y para cada una de ellas existen diversas medidas y condiciones.

Rangos de temperatura para la carga fresca

Se entiende por productos frescos todos aquellos productos orgánicos que una vez preparados por sus productores se esperan sean adquiridos en el menor tiempo posible por el consumidor final, preferiblemente en un plazo inmediato inferior a las 24 horas.

Por tanto, este tipo de productos suelen ser trasladados respetando una cadena de frio que va desde los 0° hasta los 10°, la cual, si bien no garantiza la eliminación total de bacterias, sin duda retrasa la descomposición de los productos a ser trasladados.

Rangos de temperatura para la carga congelada

Cómo su nombre lo indica, la carga congelada requiere que sus productos sean movilizados en temperaturas bajo cero que van desde los 0° hasta los -18°. El punto exacto de la temperatura a ser utilizada puede variar dependiendo de las características específicas del producto, sin embargo, si lo que se desea es anular por completo la aparición de agentes patógenos, se tendrá que trasladar la mercancía con una temperatura mínima de -18°.

Este tipo de cadena de frio se utiliza generalmente en productos perecederos que pretenden ser conservados por mayor tiempo, ya sea por el tiempo o la distancia de traslado, o por las necesidades específicas de cada cliente.

Rangos de temperatura para la carga sobrecongelada

La carga sobrecongelada es un tipo de carga refrigerada especial que requiere de condiciones extremas de control de temperatura. Para garantizar la cadena de frio de este tipo de cargas, la cual va desde los -18° hasta los -40° se requieren unidades de transporte especiales con mayor grosor en el compartimiento isotérmico y mayor potencia energética.

Debido a sus condiciones especiales, los fletes para cargas sobrecongeladas tienden a ser levemente superiores al de resto de las cargas refrigeradas.

Recomendaciones extras para mejorar la calidad del traslado de una carga refrigerada

Como hemos mencionado al comienzo, el traslado de una carga refrigerada requiere de la participación de un equipo de profesionales altamente capacitados que cuenten con los equipos adecuados para garantizar la cadena de frio en el traslado de la mercancía.

Si ya has adquirido los servicios de una empresa con excelente calidad en sus servicios no tendrás nada de qué preocuparte, sin embargo, aquí te hacemos una breve lista con algunas recomendaciones para garantizar el cumplimiento de los máximos estándares de eficiencia en el servicio de transporte refrigerado:

Recuerda refrigerar la unidad antes de cargar la mercancía

Para garantizar el cumplimiento de la cadena de frio durante todo el traslado, lo primero que hay que hacer es refrigerar la unidad de transporte en la temperatura adecuada antes de iniciar la carga de mercancía. De esta forma, tendrás garantías que los productos se mantendrán a una temperatura ideal desde el mismo momento que son cargados a la unidad de transporte, evitando iniciar el traslado antes de alcanzar la temperatura óptima.

Verificar el estado de las unidades de transporte y todos sus componentes

Las unidades de transporte refrigerados son sometidas continuamente a condiciones extremas de temperatura y humedad, sin que por ello puedan perder sus condiciones isotérmicas o de impermeabilidad. Es por ello que para garantizar la máxima calidad del servicio es necesario realizar una revisión continua de estas unidades de parte de un equipo técnico especializado que vele por el correcto funcionamiento de toda la unidad de transporte.